Sri Lanka en dos semanas

Sri Lanka, antigua Ceylan, es el país de las plantaciones de té, de paisajes infinitos y de exóticos parques y de la tranquilidad. Todo en Sri Lanka te transporta a un universo lleno de cultura, variados paisajes, rica gastronomía y hospitalidad sin fin. Pocos lugares tienen tantos sitios Patrimonio de la Humanidad (ocho) en un área tan pequeña.

Se podría decir que Sri Lanka ha estado oculto a la vista de los viajeros y a menudo todavía te encuentras poca gente más allá de parejas de enamorados. Los años de guerra y desastres naturales como los tsunamis han mantenido Sri Lanka fuera del mapa turístico por muchos años.

La historia de Sri Lanka ha estado marcada durante más de dos décadas por el conflicto étnico entre el gobierno y el movimiento insurgente de los Tigres de Liberación del Eelam Tamil que por desgracia sigue patente pero a mucha menor escala. Tras la guerra, el país está avanzando rápidamente aunque el descontento de la gente es bastante generalizado ya que los precios de todo han subido bastante y los salarios son muy bajos. La gente pensaba que tras la guerra la situación económica cambiaría pero lo cierto es que el capitalismo tan añorado no les deja respirar. Muchos esperan que con el cambio de gobierno la corrupción pare mientras emigran a países como Qatar en busca de mejor vida y hacer unos ahorrillos para poder montarse un pequeño negocio a su vuelta.

Es Noviembre de 2012 y me dispongo a visitar Sri Lanka por 2 semanas.

El aeropuerto de Colombo es  bastante pequeño y está en remodelación. Hay un par de casas de cambio de divisas y aunque parezca mentira es de lo mejores que me encontré en todo el viaje. Otra buena opción para cambiar suelen ser las joyerías.

Para desplazarte por el país sólo podrás hacerlo en autobús o tren aunque hay muchos turistas que alquilan un coche con chófer particular. Aunque los autobuses son muy básicos, los trenes son un lujo comparado con los indios (son trenes bastante nuevos y evidentemente llenos de gente). Puedes comprar varias clases de tickets en función de si tu asiento es numerado o de pie y si el vagón tiene aire acondicionado o no. Para que te hagas una idea el tren de Colombo a Galle cuesta 180 Rs de pie y sin aire y Colombo a Kandy sobre 300. Una cosa que me gusta de Sri Lanka es que suelen tener la estación de autobuses y la de trenes al lado por lo que es muy fácil hacer conexiones.

A pesar de no tener un plan muy fijo preconcebido la idea es relajarse unos días en las playas del sur disfrutando del sol y el agua del mar de Bengala, visitar la histórica Kandy y la roca de Sirigiya.

Colombo es la capital y puerta de entrada a Sri Lanka.Todo el mundo me decía que Colombo no tiene nada para ver, que es una ciudad bastante fea sin muchos puntos de interés y cierto que lo es. La mayoría de los viajeros pasan de largo y se ahorran un día. Eso mismo es lo que yo hice pero si te apetece quedarte y echar un vistazo la Torre del Reloj, el antiguo faro, la casa de la Reina que es la actual residencia del presidente del país, Beira LakeViharamahadevi Park, mayor parque de Colombo, la explanada de Galle Face Green, el mercado de Pettah y el fuerte de Colombo son los sitios que debes visitar para entretenerte un rato.

The bridge across....Beira Lake in Colombo 3

Galle es el corazón colonial de la isla. A lo largo de la historia la ciudad se ha distinguido por ser uno de los puertos más importantes de la antigua Ceylán y uno de los puertos coloniales más importantes de Asia. El principal atractivo turístico de Galle es Fort Galle (Patrimonio de la Humanidad), la fortificación que construyeron los holandeses tras expulsar a la guarnición lusa y que es a su vez el casco histórico de la ciudad.

galle-international-cricket-ground-galle-fort-sri-lanka-1920x750

Unawatuna es el pueblo playero por excelencia de Sri Lanka pero que no ofrece nada más allá de sol y mar así que si vas solo y el tiempo no acompaña mucho quizás te resulte un poco aburrido. Estamos en Sri Lanka así que tampoco puedes esperar una playa e infraestructuras nada fuera de lo normal, espera más bien algo bastante primario. Puesto que no hay mucho ocio alquilar un scooter y dar vueltas por la zona es un plan perfecto. El casco es obligatorio y te recomendaría que lo usaras porque en Sri Lanka hay bastante policía por las carreteras y no es inusual que te paren para pedirte los papeles.

Si lo tuyo no es la moto puedes pillar unas cervezas en alguna de las muchas licorerías de la zona y ponerte ciego o pillar algo de marihuana y hacer que el tiempo pase placenteramente. Eso si, con cuidado porque en Sri Lanka se bebe mucho alcohol y no es de extrañar que te encuentras alguna que otra pelea en la calle.

El pueblo de Mirissa no es tan famoso como Unawatuna pero a mi me gusto mucho más. No hay tantos chiringuitos en la playa pero hacen unos pescados en la barbacoa para chuparse los dedos y la playa es más agradable.

Matara es el típico destino en Sri Lanka para surferos pero sin mucho más que destacar. A pesar de la falta de atractivo de este pueblo costero allí viví una experiencia cuanto menos curiosa que fue bañarse en la playa con sólo cingaleses por lo que todo el mundo se encontraba vestido menos yo que iba en bañador.

Kandy es conocida como la capital de las montañas (puede hacer un poquito de frío) y es la cuna de la cultura y el centro del budismo cingalés en Sri Lanka que goza además de la categoría de Patrimonio de la Humanidad desde 1988. Es una ciudad bastante bulliciosa con mucho mercado (el Mercado Municipal en el centro es el más famoso) y algún que otro turista más que en el sur. Es importante reservar alojamiento con antelación si quieres encontrar uno barato.

La mayor atracción de Kandy es el Templo del Sri Dalada Maligawa (entrada 1000 rupias) que es el conjunto arquitectónico formado por pabellones de color rosa con cubiertas rojas donde se encuentra el Templo del Diente de Buda, principal centro religioso de los budistas en el país. La reliquia se guarda en un cofre rodeado de otros seis pequeños cofres en un santuario protegido por cristales. Al lado del Dalada Maligawa, están el Museo Nacional y el Museo Arqueológico. Además del Templo del Diente de Buda, destacan otras construcciones religiosas como el Templo de Kataragama, el Templo de Vishnu, de Pattini, de Natha Devala y el Monasterio de Asigiriya y los alrededores del lago.

Dambulla es un importante lugar de peregrinación desde hace 2.200 años. La mayor atracción del pueblo es el Templo de Oro (1500 Rs la entrada) que es un monasterio rupestre que junto con sus cinco santuarios forma el conjunto más grande y mejor conservado de templos-caverna de Sri Lanka. Además es un sitio más aconsejable para alojarte si vas a visitar Sirigiya ya que los alojamientos son mucho más baratos y hay transporte público hasta la roca.

sri-lanka-el-templo-de-la-cueva-de-dambulla-foto-01

Sigiriya fue “descubierta» por los occidentales a principios del siglo XX y desde entonces se consideró como una de las maravillas del Mundo. Esta increíble roca de más de 200 metros de altura parece puesta al azar sobre un inmenso llano cubierto de árboles. Se trata de un antiguo volcán donde el rey Kassapa de Ceylán construyó un espléndido palacio-fortaleza y convirtió en capital del reino. Hoy día, en lo alto de la roca de Sigiriya encontrará los restos de este palacio, que aún sigue emanando una magia y exotismo increíbles. Además, desde la cima de la roca disfrutará de una espectacular vista del paisaje de alrededor y los restos arqueológicos de la zona. En la cara oeste de la roca de Sigirya encontrará otra de las maravillas de este espectacular lugar: sus frescos. Más de 500 voluptuosas mujeres semidesnudas de piel amarillenta adornan la escalera que escala a través de la roca. La entrada a la roca cuesta 30$, bastante caro para lo que hay que ver y comparado con otras atracciones del mundo, pero puesto que no hay vallas alrededor no te resultara difícil acceder a la roca sin pagar el ticket.

DSC_0052

La antigua ciudad de Polonnaruwa con su ciudad medieval y las famosas estatuas de Buda de Gal Viharaya, una de ellas de 15 metros.

Negombo es un lugar mucho mejor para alojarse que Colombo.y perfecto para pasar la última noche en Sri Lanka si tu vuelo es por la mañana temprano ya que se encuentra situada al lado del aeropuerto de Colombo. Con un montón de hoteles y restaurantes para todos los bolsillos (la mayoría en Sea Street), una comunidad local amable, un interesante casco antiguo y una playa razonable (aunque algo contaminada y sucia).

Si tengo la suerte de volver a Sri Lanka ya visitare Anuradhapura, Jaffna, el pico de Adán, los parques nacionales de Bundala y Uda Walawe o el pueblo inglés de Nuwara Eliya porque esta vez no pudo ser.

Entradas relacionadas:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: